Martin Kaymer se quedó con el título del U.S. Open 2014

MartinKaymer14-07

Preciso, sin dar posibilidades a alguno de sus rivales y consolidándose como el nuevo jugador de élite en el golf mundial, el alemán Martin Kaymer se coronó de punta a punta como el campeón del U.S. Open, el segundo ‘Major’ de la campaña 2014 y que se jugó en el campo Número 2 de Punehurst en la primera de las dos semanas de acción de primer nivel que tendrá este emblemático recorrido en Carolina del Norte. La competencia, que en años anteriores había tenido finales apasionantes, en esta oportunidad coronó a un jugador que si bien hizo todos los méritos para quedarse con el título, le restó emotividad a la definición, al mostrarse casi como un autómata

Kaymer, que partió a la ronda final con amplia ventaja, sobrevivió a todo lo que se interpuso en su camino en una semana inspirada para alcanzar no solamente su segundo trofeo ‘Major’ en suelo estadounidense, sino lograr importantes récords. El germano, de 29 años, se convirtió en el primer golfista en la historia en ganar los títulos del The Players Championship y de este Abierto de Estados Unidos en un mismo año, aparte de ganar, curiosamente, en el Día de la Madre, en mayo, y ahora en el Día del Padre a mediados de junio.

Olvidado por cerca de dos años de los principales círculos golfísticos luego de someter a su juego a una profunda revisión, Kaymer convirtió la prueba más dura del golf estadounidense en un verdadero paseo festivo por un caluroso Pinehurst este domingo para convertirse en el séptimo ganador de principio a fin en las 114 ediciones de este U.S. Open.

Kaymer cerró con un total de 69 golpes (-1) como el único de los jugadores que estuvieron en los últimos ocho ‘twosomes’ del día en acabar en los números rojos y así, logró una cómoda victoria con 8 golpes de renta sobre los estadounidenses Rickie Fowler y Erik Compton, este último trasplantado dos veces en su corazón y el único jugador que realmente, así fuera de manera remota, hubiera podido montar un desafío real al alemán

Tan dominante fue Kaymer en su presentación que nadie se acercó a menos de cuatro golpes en los últimos 48 hoyos. Sólo un ‘bogey’ tardío evitó que Kaymer se uniera a Tiger Woods y a Rory McIlroy como los únicos jugadores para terminar un U.S. Open Abierto en los dos dígitos bajo par. El campeón embocó desde 15 pies en el 18, dejando caer su ‘putter’ luego de ver su bola entrar por la mitad del hoyo, casi de la misma manera en la que metió varios de sus pares y ‘birdies’ de esta semana.

“Nadie hubiera podido alcanzarlo, es la verdad”, reconoció Compton, que cerró con un 72 en su ‘score’ que se convirtió en suficiente para hacerle ganador de una invitación para el Masters de Augusta del próximo año. “Todos jugamos desde el jueves por el segundo puesto. Así lo pensé y así se dio al final”, comentó.

Para muchos, en realidad, las emociones de este U.S. Open acabaron el pasado viernes. Kaymer marcó un nuevo récord para los primeros dos días de un U.S. Open al contar sendos registros de 65-65 para un total de 130 que tenía a todos, medios y competidores, sorprendidos. El sábado redujo un poco el paso y para el domingo partió con cinco de renta, ventaja que se amplió en el 3 luego de una gran salida y de dos ‘putts’ para ‘birdie’ en ese recortado par 4 de menos de 320 yardas.

Fowler, en el grupo final de un ‘Major’ por primera vez en su carrera, cayó rápidamente en el hoyo 4, al enviar su tercer golpe a un camino de arena cercano al ‘green’, con pinos de por medio. Con todo y esto, tuvo que hacer un largo ‘putt’ de 25 pies para irse con doble ‘bogey’. Desde allí, el colorido Fowler jugó con el par en mente, para ‘score’ de 72. Compton hizo ‘birdie’ en el 8 y se puso a cuatro golpes hasta que contó un ‘bogey’ en el par 3 del 9 tras una increíble ‘tripoteada’, con Kaymer pegando un hierro 8 a 4 pies para ‘birdie’.

Kaymer acabó finalmente con 271 golpes (-9), la segunda puntuación más baja en la historia del U.S. Open, superada solo por el 268 de McIlroy al campo de Congressional en 2011. Kaymer, que también ganó el PGA Championship de 2010 en Whistling Straits, esta vez no tuvo drama. En esa oportunidad, como se recuerda, tuvo que superar a dos jugadores más en desempate.

 

SHARE THIS POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Buzz
  • Reddit
Author: PGAColombia View all posts by

Leave A Response